<
>

Max Verstappen convirtió su Red Bull en el arca de Noé y logró la pole en San Pablo

Por un momento, en Interlagos solo faltaba que alguien bramara: “Mujeres y niños, primero”. La clasificación del Gran Premio de San Pablo, 21ª fecha de la 74ª temporada de Fórmula 1 que se vive por Star+ (no incluye México) se tuvo que terminar con bandera roja después de que se desatara un impresionante temporal de lluvia y viento que asustó a más de uno. El público abandonó las tribunas a las apuradas, los integrantes de los equipos corrían por la calle de boxes para ponerse a cubierto del vendaval que caía. La locura le cambió por completo la cara al primer día de actividad en Brasil. Eso sí, algo no se modificó: Max Verstappen se quedó con la pole position.

La lluvia se acercaba al trazado paulistano. El atraso del arranque de la clasificación fue clave para que la tormenta alcanzara a la Q3. Es que la Q1 debió comenzar 15 minutos más tarde porque la Copa Porsche, que giró justo antes, dejó en malas condiciones a los pianos y los auxiliares debieron trabajar para dejarlos óptimos. Ese atraso fue fundamental para que la lluvia alcanzar la actividad.

Verstappen estaba apurado por salir a pista en Q3. Se olía, y veía con las nubes negras que se posaban cada vez más rápido sobre el autódromo, que se trataba de una vuelta rápida y ¡a los botes! Y pasó. ¿Y quién fue el que mejor gestionó todo eso? Y sí, el tricampeón, quien hasta tuvo que superar al Mercedes de George Russell en plena calle de salida de boxes para ganar esas décimas de tiempo necesarias para esquivar el aguacero.

Y el piloto de Red Bull no falló. Cerró su vuelta, se metió bien arriba, selló su 31ª pole position y el cielo se abrió. Viento, lluvia, truenos, rayos, la tarde se convirtió en noche… Y nadie pudo con el tiempo que había logrado Max. Y lo hizo a pura muñeca, porque no fue que sus rivales no pudieron girar con piso seco. O al menos algunos. De hecho, Lewis Hamilton abrió la Q3, pero el inglés de Mercedes no pudo redondear una buena vuelta en todo el día en San Pablo, uno de sus GP favoritos, y quedó apenas quinto. Charles Leclerc logró cerrar su buena vuelta, pero no le alcanzó. Los Aston Martin, repentinamente, aparecieron. Después de dos carreras consecutivas con sus dos AMR23 afuera en Q1, los autos ingleses llegaron a la última instancia y hasta ¡revivió Lance Stroll! El canadiense le ganó a su compañero Fernando Alonso y largará tercero (el asturiano, cuarto). El canadiense acumulaba siete carreras sin ocupar un lugar en las cinco hileras de adelante, entre ellas la de Singapur que ni corrió tras su golpazo en clasificación.

“No sabíamos cuándo iba a llegar esta lluvia, pero es de locos. Lo hablaba con Charles, que nuestras vueltas han estado más o menos bien, pero que hemos perdido mucho tiempo por vuelta por el viento. La última vuelta ha sido con mucho tráfico", contó Verstappen tras la pole. “Va a estar todo muy reñido. Ya lo hemos visto en la clasificación y seguro que lo veremos en carrera. Aquí va a haber mucha degradación de los neumáticos. El año pasado no acertamos, pero esperamos ser un poco mejores el domingo”, agregó el de Red Bull, quien buscará su 52º éxito en el Mundial.

“Desde la curva 4 no había lluvia, pero el coche era muy difícil de pilotar. No tenía agarre y estaba pensando en terminar la vuelta. Es una sorpresa positiva estar segundo”, dijo Leclerc, quien otra vez está en las puertas de luchar por un triunfo, algo que en 2023 chocó de frente con el flojo ritmo de carrera de su Ferrari, propensa a destruir tempraneramente los neumáticos.

Por su parte, Checo Pérez apenas fue noveno. El mexicano solo le ganó a Oscar Piastri porque el australiano de McLaren se despistó. En su lucha por mantener el segundo puesto en el Mundial, el panorama se pone como el color de las nubes que invadieron San Pablo. Porque Hamilton está a 20 puntos y si algo bueno tienen Mercedes y el inglés es el ritmo de carrera. La lógica pone al inglés en situación de podio el domingo.

RESULTADOS CLASIFICACIÓN GP DE SAN PABLO

Con un temporal se terminó el viernes de San Pablo, que tendrá su colofón recién el domingo. Es que en Brasil se desarrollará el sexto y último sprint de 2023. El sprint shootout abrirá el programa del sábado para ordenar la grilla de la carrera corta.