<
>

Colombia termina el Preolímpico con números en rojo y un proceso bajo críticas

play
Las falencias de Colombia que le impidieron sacar boleto a Tokio (5:23)

Balón Dividido. (5:23)

Eliminada de local, la Selección Colombia sub 23 alcanzó un rendimiento del 38 por ciento a lo largo del torneo Preolímpico y nunca pudo demostrar un juego fluido que le permita soña con los Juegos Olímpicos.

El DT, Arturo Reyes, reconoció que quedaron en deuda. La oportunidad dependía de otro resultado, pero no fue necesario seguir el último partido entre Argentina y Brasil. La eliminación se consumó ante Uruguay que venció 1-3 a Colombia y acabó con esa posibilidad.

La Selección terminó en el último lugar del cuadrangular final disputado en Bucaramanga. Sumó un punto de los nueve que disputó, fue la que menos goles anotó con 3 y la que más recibió con 6.

"Quedamos en deuda, pero dejamos jugadores visibles y que presentaron un buen rendimiento", señaló Reyes. La deuda muestra que la tricolor ganó dos partidos, empató dos y perdió tres. Ante los grandes aflojó: cayó dos veces con Argentina, igualó con Brasil y se rindió contra Uruguay. El rendimiento es de 38 por ciento en los siete encuentros que jugó como local en Armenia, Pereira y Bucaramanga.

Reyes es el más apuntado en las críticas tras la eliminación. En el partido decisivo cambió el sistema de juego con tres defensores, dejó a dos titulares en la banca, Edwin Herrera y Kevin Balanta, y tuvo la mala fortuna de la lesión de Nicolás Benedetti a la media hora de juego.

"Este golpe ha sido muy duro para todos, había mucha ilusión de clasificar. El esfuerzo de los jugadores fue grandísimo y algunas veces nos salieron las cosas. Sacando el partido de hoy algunos hicieron muy buen torneo", agregó.

Para destacar queda lo de Edwuin Cetré y Jorge Carrascal, goleadores del equipo con cuatro y tres tantos. Mostraron técnica y desequilibrio, aunque por momentos la Selección necesitó más de su actitud.