<
>

Australia no decidirá hoy sobre la deportación de Djokovic

play
Nadal opinó del caso Djokovic (3:48)

"No tengo la información completa pero el mundo ha sufrido bastante para no seguir las reglas", dijo. (3:48)

El ministro australiano de Inmigración, Alex Hawke, no tomará una decisión este jueves sobre la deportación del tenista serbio Novak Djokovic, según medios australianos, mientras el número uno del mundo fue incluido en el sorteo para jugar en el Abierto de Australia.

Una fuente del gobierno australiano confirmó a los diarios Sydney Morning Herald y The Age que el ministro de Inmigración no se pronunciará hoy sobre este caso que ha puesto de manifiesto la dura política de inmigración del país y su apuesta por la vacunación contra la covid-19.

Desde que el pasado lunes la justicia diera la razón a Djokovic y le permitiera quedarse en Australia, Hawke se ha limitado a decir que medita la posibilidad de usar los poderes especiales que le otorga la ley para deportar al tenista por no cumplir los requisitos impuestos por la covid-19 para entrar al país.

Djokovic llegó el 5 de enero a Australia -para participar en el torneo- con una exención médica por no vacunarse, pero los agentes de aduanas le denegaron el visado y fue retenido en un hotel de Melbourne mientras sus abogados presentaron un recurso ante un tribunal australiano, que ordenó el lunes su puesta en libertad.

El futuro de Djokovic en el Abierto de Australia, que se disputa entre el 17 y el 30 de enero, aún está en vilo hasta que Hawke decida si le vuelve a cancelar el visado por incumplir los requisitos impuestos por la covid-19 para entrar al país y errores en su declaración de viajes.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison - quien se juega la reelección este año y lucha contra un fuerte repunte de casos por la irrupción de la ómicron- dijo a los periodistas en Canberra que el ministro tiene "poderes especiales" y que no tiene la intención "de hacer más comentarios".

En medio de esta incertidumbre, los organizadores del Abierto de Australia incluyeron a Djokovic en la celebración del sorteo, que comenzó con una hora de retraso tras una decisión que no fue explicada por la organización. El serbio, quien busca su décimo trofeo en el Abierto de Australia y de ese modo convertirse en el tenista más laureado de todos los tiempos si alcanza los 21 trofeos Grand Slam, se enfrentará en primera ronda al serbio Miomir Kecmanovic.