<
>

Familia de Katie Meyer presenta demanda por homicidio culposo contra Stanford

play
Cuidado con un castigo para el Tri (0:51)

Entre las cinco notas de Catar, España fue pura furia ante Costa Rica. Mientras que México y Ecuador están siendo investigados por la FIFA por posible grito homofóbico. (0:51)

Los padres de Katie Meyer, una portera de fútbol estrella que se suicidó la primavera pasada, presentaron una demanda por homicidio culposo contra Stanford el miércoles.

En el momento de su muerte, Meyer, de 21 años, enfrentaba medidas disciplinarias por supuestamente derramar café sobre un jugador de fútbol de Stanford que estaba acusado de agredir sexualmente a una jugadora de fútbol. El padre de Meyer dijo que su hija estaba defendiendo a esa compañera de equipo, que era menor de edad en ese momento.

La demanda establece que en la noche de su muerte, Stanford "negligente e imprudentemente" le envió el aviso disciplinario formal que "contenía un lenguaje amenazante con respecto a las sanciones y la posible 'expulsión de la universidad'".

En la noche del 28 de febrero, Meyer habló por FaceTime con sus padres y dos hermanas desde su dormitorio en Stanford y estaba de buen humor, según su madre. Estaban coordinando sus planes para las vacaciones de primavera, que incluían una parada en su casa en el sur de California antes de unos días en México con amigos.

Sin embargo, sus padres dicen que más tarde esa noche, Meyer recibió el correo electrónico de seis páginas de Stanford informándole de una audiencia disciplinaria.

Al día siguiente, Meyer fue encontrada muerta en su dormitorio, donde vivía como asesora residente. Una autopsia realizada el 3 de marzo confirmó que la forma de muerte fue por suicidio.

“El cargo disciplinario fuera del horario laboral de Stanford, y la naturaleza imprudente y la forma en que se sometió a Katie, hicieron que Katie sufriera una reacción de estrés agudo que la llevó impulsivamente a suicidarse”, dice la demanda. “El suicidio de Katie se completó sin planificación y únicamente en respuesta a la información impactante y profundamente angustiosa que recibió de Stanford mientras estaba sola en su habitación sin ningún apoyo ni recursos".

En una declaración a varios medios de comunicación, el portavoz de Stanford, Dee Mostofi, refutó las afirmaciones de la demanda.

“La comunidad de Stanford sigue lamentando la trágica muerte de Katie y nos solidarizamos con su familia por el dolor inimaginable que les ha causado la muerte de Katie”, escribió Mostofi.

"Sin embargo, no estamos de acuerdo con ninguna afirmación de que la universidad es responsable de su muerte. Si bien aún no hemos visto la denuncia formal presentada por la familia Meyer, conocemos algunas de las acusaciones hechas en la presentación, que son falsas y engañosas", añadió Mostofi.

Meyer, estudiante de último año de relaciones internacionales e historia, hizo dos atajadas clave en una tanda de penales para ayudar a Stanford a ganar el campeonato nacional en 2019. Formó parte del prestigioso Programa de Becarios Mayfield 2022 -- que está orientado a desarrollar estudiantes para liderar empresas tecnológicas -- y estaba esperando ser aceptada en la Facultad de Derecho de Stanford.