<
>

Joseph Blatter pasó una semana en coma inducido y ahora está en cuidados intensivos

play
Florentino Pérez y Andrea Agnelli conversaron sobre la Superliga (2:08)

Tanto el presidente del Real Madrid como su homólogo de la Juventus se reunieron para discutir la política deportiva y la posibilidad de crear una 'Superliga'. Rodrigo Fáez trae más detalles. (2:08)

El ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, pasó una semana en coma inducido tras someterse a una cirugía cardíaca en diciembre, dijo el jueves su familia.

Blatter, de 84 años, quien también dio positivo por COVID-19 a fines del año pasado, estaba lo suficientemente bien pero esta semana fue trasladado de cuidados intensivos en el hospital de Suiza.

"Los médicos están satisfechos con su estado. Pero aún queda un largo camino por recorrer", dijo la hija de Blatter, Corinne Blatter Andenmatten, en una entrevista con medios suizos. "Fue la Navidad más dura y triste de mi vida".

Blatter ha sido investigado penalmente por fiscales federales suizos desde 2015 y aún no se le ha dicho que la FIFA presentó una nueva denuncia penal contra él el mes pasado, dijo su hija en una entrevista que circuló en nombre de la familia.

El último caso se refiere a la financiación de la FIFA del Museo del Futbol Mundial en Zúrich. Fue un proyecto favorito de Blatter que no se inauguró hasta febrero de 2016, después de que terminara su presidencia tras las consecuencias de las investigaciones estadounidenses y suizas de funcionarios del futbol.

"Aún no sabe nada sobre la denuncia del museo", dijo su hija. "Y eso es algo bueno. Simplemente se agitaría innecesariamente".

Cuando se le preguntó sobre el estrés de enfrentar múltiples casos legales y entrevistas con fiscales, Blatter Andenmatten dijo que "se puede imaginar que ha estado bajo una gran presión".

Habló en detalle sobre la salud de Blatter por primera vez antes de una reunión programada para la próxima semana en uno de los varios casos civiles y penales entre la FIFA y su presidente entre 1998 y 2015. Blatter parecía haber superado su infección por COVID-19 y esperaba que su cirugía cardíaca fuera una rutina.

"Pero luego todo se volvió más complicado y peligroso", dijo su hija. "En total, pasó más de una semana en coma artificial y ya no pudo comunicarse".

Blatter tuvo un problema de salud anterior en 2015, mientras que el comité de ética de la FIFA lo suspendió por primera vez por sospecha de mala gestión financiera. Hr dijo más tarde que había estado "cerca de la muerte" después de enfermarse mientras visitaba las tumbas de sus padres.

"Se ha ganado el derecho de poder disfrutar el resto de la vida sin ser torpedeado constantemente por su empleador anterior", dijo Blatter Andenmatten, pidiendo que a su padre "se le conceda lo que necesita en el camino hacia, con suerte, una recuperación completa: descanso, tiempo y relajación”.