<
>

Afición de Japón sorprende en Qatar 2022 y no fue por recoger su propia basura

play
Croacia elimina a Japón en penales y avanza a cuartos de final (1:10)

La selección subcampeona en Rusia 2018, sigue sin perder un partido eliminatorio en mundiales. Ganó los 4 que disputó. (1:10)

La 'Ultra Nippon' destacó por un apoyo constante, al estilo de las porras de Europa o Sudamérica

Ya no había equipos en la cancha y ahí seguía la porra de Japón, apodada por ellos mismos como la 'Ultra Nippon', algunos con lágrimas y otros incrédulos por la eliminación de su selección en penales.

La 'Ultra Nippon' sorprendió en Qatar 2022 y no fue precisamente por recoger basura. La hinchada del conjunto asiático destacó por un apoyo constante, al estilo de las porras de Europa o las sudamericanas. Al final, se quedaron por más de 20 minutos después de que terminó el partido, lamentando la eliminación de su representativo.

Japón apretó desde la grada. Su porra logró ingresar tambores a la cancha y no dejaron de tocar en ninguno de los minutos que disputó su representativo en Qatar 2022, con tonadas de canciones similares a los coros sudamericanos y una organización parecida a la de los grupos de animación europeos.

La porra de Japón tiene influencia de Sudamérica y Europa, porque algunos de sus fundadores son fanáticos de equipos de Argentina, como Boca Juniors, y se han organizado para tratar de convertirse en uno más, desde la grada.

Contra Croacia festejaron el gol, las atajadas de su portero Gonda y hasta celebraron el que su selección ganó los dos volados para la tanda de penales. Algunos disfrazados de personajes de anime y otros como samurai, hicieron que varios aficionados se le sumaran en el Al Janoub Stadium, con aplausos en cada una de sus intervenciones y ganando en la grada a la afición de Croacia.

Japón perdió en la tanda de penales. A pesar que tenía a sus espaldas a la ‘Ultra Nippon’, una porra que no olvida recoger su basura en cada estadio que visita, que adopta cantos sudamericanos y europeos, pero que se quedó por más de 20 minutos en la grada del Al Janoub Stadium, llorando la derrota contra Croacia. Salió el portero Gonda a consolarlos, pero no fue suficiente.

Cuando se apagaron las luces sólo quedó un letrero tirado en las gradas que decía “I spent half of my life savings on this World Cup. Japan Please win” (Gasté la mitad de los ahorros de mi vida en esta copa del mundo, Japón por favor gana).