<
>

Daniel Pereira, el venezolano que pasa de pedir asilo en Estados Unidos a jugar en la MLS

play
¿Podrá Almeyda poner a la Chofis en el radar del Tata? (1:50)

El mediocentro de Chivas jamás consiguió estar a la altura de lo que prometía y parte a la MLS para reencontrarse con el DT argentino. (1:50)

NUEVA YORK -- Llegó desde Venezuela pidiendo asilo a Estados Unidos y ahora está a las puertas del futbol profesional.

Daniel Pereira, de 20 años de edad, fue elegido por el equipo de expansión Austin FC como primera selección en el SuperDraft de la MLS, tras pasar por un selecto programa de desarrollo de jóvenes talentos.

Pereira, que jugó a nivel universitario en VirginiaTech, entró a las filas del programa Generation adidas, lo que le permitió ser elegido por su primer club profesional.

“Es un honor increíble. No a muchos jugadores les dan esta oportunidad'', dijo Pereira en una entrevista realizada por videoconferencia con The Associated Press.

Pereira fue elegido por Austin FC como primera selección del SuperDraft. Abandonará la universidad en su segundo año de carrera.

En Caracas, el joven jugó en categorías juveniles Sub14 y Sub16 hasta que en 2015 sus padres, ambos contadores públicos, salieron de Venezuela con él y aterrizaron en Estados Unidos con visas de turistas. Meses después pidieron asilo.

“Yo no me quería ir de Venezuela. Estaba con mi futbol, tranquilo, estaba con mis amigos. Tenía todo arreglado. Pero también sabía que la situación en Venezuela era muy grave, que se iba a poner peor”, dijo Pereira, quien declinó elaborar en los motivos del asilo.

“Sabía que mis papás lo estaban haciendo por mí, para un mejor futuro para mí. Lo cual funcionó'', agregó.

Sus principios en Roanoke, en el estado de Virginia, sin embargo, no fueron fáciles. El joven futbolista tenía 15 años, no hablaba una palabra de inglés, no estaba acostumbrado al frío y no conocía a nadie en la Northside High School. Su madre empezó a trabajar en la cocina de un restaurante y su padre como jardinero.

El futbol fue un refugio para él y empezó a jugar para el equipo de la escuela.

“El futbol me ayudó a hablar, a comunicarme con mis amigos de alguna manera'', dijo.

El mediocampista tiene como modelo a Josef Martínez, el delantero venezolano que juega para el Atlanta United y también sigue a su amigo Cristian Cásseres, otro venezolano que juega para los New York Bulls.

Acceder a un contrato Generation adidas era la forma de salir del futbol universitario y abrirse paso en la MLS, dijo Pereira.

“Luego depende de ti mantenerte'', agregó. Los salarios de los jugadores del programa Generation adidas no salen del presupuesto de los clubes, lo que resulta en un incentivo para que los equipos profesionales entrenen a estos jóvenes futbolistas. Eventualmente, pasan a convertirse en jugadores “senior” del club, pagados por éste.

Pereira y sus padres están esperando una decisión sobre su solicitud de asilo aunque la MLS podría solucionar ese tema otorgándoles tarjetas de residencia permanente, dijo el venezolano.

“En el futuro, si sale algo mejor, en Argentina, en Colombia o Brasil, no sé, que son los grandes países en Latinoamérica, si sale algo mejor, me encantaría volver a un país que habla español”, dijo. “Pero por ahora estoy enfocado en la MLS”.