<
>

Opinión: Diego Lainez, a convertirse en adulto y dejar de ser 'factor'

play
Ricardo Puig: "El mejor partido de Diego Lainez en el futbol español" (2:06)

El volante mexicano completó todo el partido en un encuentro importante para el Betis en el Derbi Sevillano. (2:06)

“Estoy seguro que venir al Betis es la mejor decisión que pude haber tomado”, declaró Diego Lainez el 15 de enero de 2019 durante su presentación como futbolista del conjunto de Sevilla.

Llegó a Europa con 18 años, luego de ser Campeón con el América, y con la etiqueta del tercer fichaje más caro en la historia del club, que pagó 14 millones de euros y le extendió un contrato hasta junio de 2024.

Dicen que “las ilusiones duran hasta que se topan con la realidad”, y Diego se encontró de frente con la suya semanas después de aterrizar en España.

El entonces técnico Quique Setién le dio algunos minutos al mexicano casi de inmediato, y pese a que tuvo algunos destellos, la actividad del delantero no fue progresiva, todo lo contrario.

Diego estaba “verde”, aceptaría tiempo después Setién. Lo cierto es que con tres entrenadores distintos (Setién, Rubí y ahora Manuel Pellegrini) y un interino, dos años después Lainez todavía lucha por conquistar el ‘sueño europeo’.

El proceso de adaptación a La Liga parecía algo natural, pues más allá de tratarse de una gran promesa del futbol mexicano, a Diego le faltaba madurar, consolidarse y sobre todo aprender.

Sin embargo, ese trance en el que el futbolista padece, aguanta muchos partidos en la banca y debe trabajar en silencio para ganarse un lugar, se ha alargado demasiado en el caso de Lainez.

Son dos años en el Betis, pocos minutos (44 partidos, 12 como titular, dos goles y tres asistencias), escaso protagonismo y hasta ahora solo chispazos de un jugador que está llamado a ser un crack por lo mostrado en el América y en algunas selecciones con límite de edad.

Algunos sectores de la prensa deportiva en México, consentidora —e ignorante en gran medida—, suele festejar cuando Lainez hace un desborde o juega tres minutos y participa en una jugada previa al gol del Betis.

Esto llevó al cronista Christian Martinoli a ironizar con el ‘Factor Lainez’, pues los hechos determinan que Diego ha vivido en un pantano del que está tratando de salir.

La semana anterior resultó esperanzadora para el mexicano: de forma sorpresiva apareció como titular en el derbi de Sevilla y cumplió con una buena actuación que incluso le valió los elogios de Pellegrini.

No siempre es uno contra uno, de repente hay que apoyarse, picar al espacio, en eso (Lainez) ha mejorado mucho”.

Y la recompensa para el habilidoso futbolista fue repetir en el ‘11’ inicial, ahora en el duelo de la Copa del Rey ante el Multivera, en donde dio una asistencia y colaboró con la victoria de los suyos.

Diego Lainez tiene 20 años y los últimos dos los ha vivido en la penumbra; sin embargo, está frente a un escenario que lo invita a ser el protagonista... No hay más tiempo que perder.