<
>

Gallardo y un mal recuerdo de Perú

play
¡A descansar! River arribó al hotel en Lima (2:46)

El conjunto finalista de la Copa Libertadores ya está en el alojamiento a la espera del sábado. (2:46)

LIMA (ENVIADO ESPECIAL) - Como entrenador, Marcelo Gallardo casi no presenta datos que puedan desanimar a los cientos de hinchas de River que ayer fueron a recibir al equipo en la previa de una nueva final de Copa Libertadores.

Sí atravesó decepciones en partidos decisivos, como la semifinal que se le escapó ante Lanús en la polémica noche del VAR, o el cachetazo de Al Ain en el último Mundial de Clubes, pero se convierten en detalles cuando se contemplan los 10 títulos internacionales que ganó en su ciclo como DT del Millonario.

En todo caso, la historia juega a su favor. River disputó tres partidos en Perú por Copa Libertadores y está invicto, con una victoria y dos empates.

Sin embargo, el Muñeco jugador cuenta con un antecedente un tanto desmotivante en la previa del duelo ante Flamengo en Lima. En la Sudamericana 2003, el conjunto de Núñez se enfrentó a Cienciano en una final cuyo partido de vuelta se disputó en la ciudad peruana de Arequipa. Y no terminó de la mejor manera para el Millonario…

Marcelo Gallardo fue titular en aquel equipo de Manuel Pellegrini en ambos partidos y jugaba a la par de grandes figuras, como Marcelo Salas, el Chacho Coudet, Lucho González y Javier Mascherano.

El partido de ida se disputó a mediados de diciembre en un Monumental colmado de hinchas, que incomodados por un Boca súper campeón, exigían volver a conseguir un título internacional tras algunos años de sequía. El Millonario estuvo dos veces abajo en el marcador y logró rescatar un empate (3-3) gracias a un doblete de Maxi López y un tanto del Matador Salas.

Con el sabor amargo y las dudas que dejó ese encuentro, River viajó a Perú para intentar traer la copa.

El Estadio Nacional de la UNSA en Arequipa fue el escenario del encuentro de vuelta y la elevación de más de 2.400 metros le jugó una mala pasada a River.

El Millonario tomó la iniciativa en el arranque y fue claramente superior al conjunto local durante todo el primer tiempo gracias a la conducción del Muñeco, que asistió a Lucho González en reiteradas ocasiones y sacó un remate desde afuera del área que terminó golpeando en el palo derecho del arco de Cienciano.

Sobre el comienzo del segundo tiempo, el conjunto peruano se quedó con 10 jugadores por la expulsión de Juan Carlos La Rosa y parecía que el partido no se le podía escapar al equipo de Pellegrini.

Hasta que llegó la reacción de Cienciano. Un tiro libre de Carlos Lugo a diez minutos del final se terminó colando por el palo derecho de Franco Costanzo y River se quedó sin respuestas para forzar los penales.

De esta manera, River perdió la final de la Copa Sudamericana 2003 y Gallardo vivió su única experiencia traumática en Perú, la cual intentará borrar de su memoria el próximo 23 de noviembre en la definición de la Libertadores.