<
>

Messi y Koeman firman la 'pipa de la paz' luego de la victoria en Turín

play
Barcelona gana a la Juve con goles de Dembèlè y Messi (1:36)

El club blaugrana fue superior ante la Bianconeri a la que el VAR le anuló hasta tres goles, todos marcados por Álvaro Morata. (1:36)

Una imagen de Ronald Koeman, técnico del Barcelona, y Lionel Messi, capitán del equipo, al término del partido ante la Juventus, se volvió sumamente comentada, luego de que se ha especulado que la relación entre ambos es “fría”.

El conjunto azulgrana selló un importante triunfo en la segunda jornada de la Fase de Grupos en la Champions League, tras derrotar 0-2 a la Juventus como visitante, con un gol de penalti del argentino y una asistencia a Ousmane Dembélé.

Al final del encuentro, el entrenador ingresó al campo para esperar a cada uno de sus jugadores y felicitarlos; sin embargo, cuando llegó el momento de encontrarse con Leo, con él demoró más que con el resto.

Se apreció que algo le comenta, el jugador lo escucha con atención, y posteriormente se funden en un abrazo.

La relación entre Messi y Koeman no empezó de la mejor manera, pues tras ser designado como técnico del equipo, el holandés buscó al ‘10’, quien le informó que se veía “más fuera que dentro del equipo”.

Posteriormente la llamada de Koeman a Luis Suárez para notificarle que no entraba en sus planes, también le habría molestado al capitán, pues es de sobra conocida su amistad con el uruguayo.

Pero con el paso de los partidos, Koeman ha fomentado la cercanía con Leo y esta simbólica imagen del abrazo tras ganar un partido importante y sobre todo, luego de recuperarse del golpe en el Clásico, fue sumamente comentada.

“Mi relación con Leo nunca ha sido complicada. Creo que hemos hablado claramente en la reunión que hemos tenido y cuando Leo ha vuelto lo ha hecho todo para que ganemos partidos.

“Lo único que le he dicho después del partido es que tendríamos que haber sentenciado mucho antes”, comentó Koeman luego de la victoria en Turín, en la que reportan varios medios catalanes, que hasta el momento ha sido su “noche más feliz” desde que dirige al Barça, la cual se selló con el abrazo a Messi.