<
>

NFL solicita desechar la demanda de Jon Gruden contra la liga y el comisionado

play
Las decepciones de la Ronda Divisional (4:02)

Una derrota es una posibilidad, pero las formas en que fueron eliminados Cowboys, Patriots y Cardinals de Playoffs los hizo entrar al terreno de la decepción. (4:02)

La liga argumenta que la acción legal del ex head coach de los Raiders "carece de sustento", y que Jon Gruden no debió haber tenido ninguna "expectativa de privacidad"

La NFL interpuso una acción para solicitar a una corte del estado de Nevada desechar una demanda del ex entrenador en jefe de Las Vegas Raiders, Jon Gruden, en contra de la liga, señalando que las acusaciones de que la NFL filtró los correos de Gruden "carecen de sustento", y que "deben ser desechados porque no establecen una sola causa viable de acción".

La liga respondió el miércoles a la demanda que Gruden interpuso en una Corte de Distrito en el Condado de Clark en Nevada, en noviembre. La NFL interpuso la acción para solicitar se deseche la demanda, y pidió a la corte suspender los procedimientos hasta que determine, primero, si el caso debe ser movido a mediación.

Gruden renunció como head coach de los Raiders en octubre con más de seis temporadas restantes en su contrato por 10 años y 100 millones de dólares.

Argumentó que una "campaña maliciosa y orquestada" fue utilizada por la NFL y el comisionado Roger Goodell para destruir su carrera, filtrando viejos correos electrónicos que incluyeron lenguaje racista, misógino y anti-gay.

Los correos electrónicos fueron enviados al ex ejecutivo del Washington Football Team, Bruce Allen, y otros desde el 2011 al 2018, durante el tiempo que pasó Gruden como analista principal para el "Monday Night Football" de ESPN. Los correos electrónicos salieron de un total de 650,000 obtenidos por la liga en junio, durante una investigación a la cultura laboral de la franquicia de Washington.

El Wall Street Journal reportó en primera instancia el 8 de octubre que Gruden usó un término racista para describir al director ejecutivo de la NFL Players Association, DeMaurice Smith.

Gruden se disculpó y dirigió dos días más tarde durante una derrota de un equipo inoperante de los Raiders en casa ante los Chicago Bears.

El 11 de octubre, el New York Times reveló que Gruden envió correos adicionales empleando lenguaje misógino y anti-gay a lo largo de siete años. Renunció esa tarde, disculpándose de nuevo, y declarando que jamás deseó lastimar a alguien.

"Gruden no disputa, y no puede disputar, el hecho de que escribió esos correos electrónicos a múltiples personas", señaló la liga. "Tampoco argumenta que de alguna manera fueron alterados o editados, ni que los repugnantes puntos de vista expuestos en ellos fueron, de hecho, no representados por él. En lugar de eso, Gruden interpuso la queja instantánea en contra de la NFL y el comisionado, pintándose como una víctima en una historia ficticia, y en busca de dinero a través de acusaciones sin base en contra de la NFL".

El abogado de Gruden dijo que "no hubo explicación ni justificación respecto al por qué los correos electrónicos de Gruden fueron los únicos que se hicieron públicos de alrededor de los 650,000 recolectados durante la investigación de la NFL al Washington Football Team, o por qué se guardaron esos correos electrónicos por dos meses antes de ser liberados en medio de la campaña de los Raiders".

La liga negó haber filtrado los correos electrónicos, que habían sido enviados a hasta media docena de personas, y agregó que Gruden no debía tener ninguna "expectativa de privacidad" para los ellos.

La acción de la liga señaló que, incluso si la NFL hubiera filtrado los correos, no constituiría "interferencia intencional con un contrato", como reclama Gruden, porque la NFL no tenía obligación de proteger la confidencialidad de las comunicaciones, tenía el derecho de dar a conocer información veraz a los medios, y que hubiera podido suspender o cancelar el contrato de Gruden por los correos electrónicos.

El propietario de los Raiders, Mark Davis, dijo en octubre que había alcanzado un acuerdo con Gruden por los más de seis años restantes de su contrato. Davis no reveló los términos del acuerdo.

Información de AP fue utilizada en la redacción de esta nota.