<
>

Andy Ruiz tras el triunfo: 'Regresó el gordito power'

play
El triunfo de Andy Ruiz lo encamina nuevamente a una oportunidad de título mundial (2:05)

El peleador mexicoestadounidense superó por decisión unánime al cubano Luis 'King Kong' Ortiz, convirtiéndose en el contendiente número uno peso pesado. (2:05)

Los Angeles -- Andy Ruiz se llevó el triunfo por decisión unánime ante Luis Ortiz, la noche del domingo en la Crypto.com Arena de esta ciudad.

Ruiz mandó a la lona al cubano en tres ocasiones y eso le bastó para tener las tarjetas a su favor luego de los doce asaltos.

"Traje el gordito power otra vez, hice lo mejor para ganar esta pelea, era fuerte (Ortiz), sí me dio unos buenos trancazos, pero gracias a Dios que los recibí bien por el peso que tenía", dijo Andy Ruiz al término de la pelea.

Ruiz no subía al cuadrilátero desde hace 15 meses cuando venció a Chris Arreola. Ahora, Andy sumó su primera victoria bajo su nuevo entrenador, Alfredo Osuna. Pese al resultado, Andy calificó con un 9 su actuación arriba del ring ante Ortiz, pues siente que aún no está en su cien por ciento. Desea tener actividad más frecuente para estar en buen ritmo.

"Me sentí bien estar de nuevo en las 268 libras. Cuando peleé contra Anthony Joshua primero ya estaba listo para la pelea porque estaba peleando cada tres meses, ahora fue diferente (por la inactividad). Por eso me quería poner de nuevo en las 268 para estar fuerte y rápido, poder recibir esos golpes porque los bombazos sí están fuertes en los pesos pesados", dijo el apodado "Destroyer".

Luego de salir con los puños en alto en esta eliminatoria del Consejo Mundial de Boxeo, Andy desea volver a ser contendiente por títulos mundiales.

"Quiero ser campeón del mundo otra vez, por eso quiero hacer todo lo posible para serlo y traer esos cinturones de regreso a México. No los voy a dejar abajo, ya me voy a poner las pilas", sentenció Andy, quien fue el primer campeón de ascendencia mexicana en los pesos pesados, proeza que logró en 2019 cuando venció a Anthony Joshua.

Deontay Wilder estuvo en el público apoyando a Luis Ortiz, pero de inmediato se acercó a Ruiz después del resultado y una pelea entre ambos podría ser la siguiente opción. Por lo pronto, Wilder peleará el 15 de octubre ante Robert Helenius en búsqueda de regresar a la senda del triunfo tras los resultados adversos frente a Tyson Fury.

Al ser cuestionado al respecto, Andy se dijo abierto a que el combate contra a Wilder suceda.