<
>

Ganadores y perdedores de un día de elección al Salón de la Fama en el que nadie fue seleccionado

play
Nadie fue elegido para el Salón de la Fama de Cooperstown en 2021 (2:39)

La Asociación de Escritores de Béisbol de América en la tarde de este martes, apuntando que ninguno de los participantes alcanzó el 75% de los votos para obtener tal distinción. (2:39)

Por primera vez desde 2013, ningún jugador recibió el 75 por ciento de los votos necesarios para ser inducido al Salón de la Fama del Beisbol Profesional.

Curt Schilling fue quien quedó más cerca al aparecer en el 71.1 por ciento de las boletas y tres otros peloteros superaron el 50 por ciento.

A pesar de que nadie entrará al recindo este año, hubo buenas noticias para algunos de los jugadores elegibles junto con varias preguntas sobre dónde está la votación del Salón de la Fama. Le preguntamos a expertos de Grandes Ligas Bradford Doolittle, Alden Gonzalez y David Schoenfield que examinaran las mayores sorpresas, decepciones y lo que los resultados del martes dicen sobre el actual proceso de votación para Cooperstown.

¿Quién es el principal ganador del Día de la Elección cuando ningún jugador es seleccionado para el recinto?

Gonzalez: Andruw Jones fue del 7.5 por ciento de apoyo en 2019 al 33.9 por ciento en 2021 y aún tiene seis años de elegibilidad en la boleta. Su mejor etapa como pelotero no se extendió más allá de los 30 años de edad, pero incluyó un OPS de .852, 337 cuadrangulares, 130 robos de base y nueve Guantes de Oro de los 20 a los 29 años. Es uno de los mejores jardineros centrales de todos los tiempos, fue un jugador por arriba del promedio en su mejor momento y su valía para el Salón de la Fama va en aumento.

Schoenfield: Scott Rolen, quien dio un gran salto en relación al año pasado en su cuarto año en la boleta y es ahora un fuerte candidato a ser seleccionado tras obtener el 52.9 por ciento de los votos. El argumento contra él es regularmente que, “No parecía un jugador de Salón de la Fama cuando jugaba”, pero esa opinión omite su brillantez (ocho Guantes de Oro, 316 jonrones y casi 1,300 carreras impulsadas). Incluso si su caso es más por sabermetría (WAR de 70.1 en su carrera) que desempeño, Rolen es uno de los 10 mejores terceras base de la historia.

Doolittle: Es muy claro: Rolen. Saltar de estar en sólo un tercio de las boletas a más de la mitad en tu cuarto año de elegibilidad es grandioso. Parece una apuesta segura en este momento y entrará pronto.

¿Quién es el principal ganador del Día de la Elección cuando ningún jugador es seleccionado para el recinto?

Gonzalez: Barry Bonds y Roger Clemens. Han tenido un firme progreso, pero no lo suficientemente rápido. Su penúltimo año en la boleta resultó en 61.8 y 61.6 por ciento de presencia en las boletas, respectivamente, y uno debe preguntarse si básicamente agotaron el apoyo a sus causas entre los miembros actuales de la BBWAA. El comité de “Today’s Game” puede revisar sus casos, pero un grupo de más edad y más tradicionalista probablemente se incline menos a inducirlos que una BBWAA que se ha inclinado notablemente en los últimos años a peloteros con conexiones a las sustancias para mejorar el rendimiento (PEDs).

Schoenfield: Curt Schilling. Con una boleta débil más allá de los jugadores relacionados con PEDs y en la que claramente era el mejor candidato de pitcheo además de Roger Clemens, este debía ser su año, especialmente después de estar obtener el 70 por ciento el año pasado, pero algunos electores dejaron de votar por él por sus comentarios ofensivos en Twitter y no es seguro que entre en 2022, su último año en la boleta de la BBWAA.

Doolittle: Debe ser Schillin. Una vez que alcanzas el 70 por ciento, como lo hizo el año pasado, se supone que es el punto de lanza para entrar al recinto, pero si las boletas no hubieran tenido que entregarse el 6 de enero, su porcentaje hubiera sido incluso menor. Eso no es un buen presagio para su último año en la boleta el próximo invierno.

¿Qué dice el que nadie sea inducido sobre el actual estado del proceso de votación del Salón de la Fama?

Gonzalez: Que los votantes batallan con el tema de la moralidad y lo admito, yo también lo haría. No sólo valoraron los PEDs en este ciclo de votación, también acusaciones de abuso doméstico, arrestos por manejar en estado inconveniente y comentarios de odio hechos en el retiro. ¿Cuál es la línea en la que uno no puede separar el arte del artista? ¿Cómo marca uno ese límite sin crear una pendiente resbaladiza y cómo justifica uno marcar ese límite cuando miembros actuales del Salón de la Fama son culpables de ese tipo de transgresiones? No hay una respuesta correcta.

Schoenfield: No ver a nadie elegido este año, realmente no me molesta mucho. La BBWAA eligió a 19 personajes al Salón de la Fama en los últimos seis años, así que no es como que hayan sido muy exigentes o algo así. Será interesante ver qué sucede luego de que Clemens y Bonds salgan de la boleta, como si eso pudiera ayudar a candidatos con pocas posibilidades que no serán comparados más con dos de los más grandes peloteros de la historia.

Doolittle: Es un relajo. Todo el proceso necesita ser reestructurado, aunque así ha sido por mucho, mucho tiempo. Necesitamos más votantes y muchos y el recinto o las Grandes Ligas necesitan dar un paso al frente y evitar que los periodistas sean árbitros de la justicia y la moralidad.

Nuestro papel debe ser el de evaluar el desempeño en el campo entre los candidatos elegibles. Su hay alguien que no deba estar en el Salón de la Fama por razones no relacionadas a su desempeño, porque la institución no los quiere en allí, entonces, no deberían permitir la elegibilidad.

¿Qué jugador con el total de votos finales es el más sorpresivo para ti?

Gonzalez: No me sorprendí mucho con los totales finales., pero fue notorio ver a Todd Helton continuar con su gran salto, de 16.5 por ciento en 2019 a 29.2 por ciento en 2020 y a 44.9 por ciento en 2021. En 17 temporadas, Helton tuvo una línea de trabajo de .316/.414/.539 y aunque el factor del Coors Field no puede ignorarse, su OPS de por vida de .855 de visita y sus 133 carreras ajustadas en el parque de OPS prueba que sólo fue un buen bateador. Eventualmente, los votantes se decidieron por Larry Walker, quizá lo hagan por Helton también.

Schoenfield: Nunca he entendido la falta de apoyo para Jeff Kent, quien ha batallado para obtener el 30 por ciento de los votos luego de ocho años. No digo que deba ser un candidato seguro, pero pegó 377 jonrones, impulsó más de 1,500 carreras (incluidas ocho temporadas con al menos 100), ganó un premio como Jugador Más Valioso y jugó hasta los 40 años. Históricamente, los votantes aman la longevidad, pero no ha ayudado a que Kent tenga el apoyo suficiente y tampoco su desempeño defensivo no fue tan mala como todos dicen.

Doolittle: No me sorprendió nada, pero supongo que el aumento en el apoyo a Billy Wagner me hace reflexionar en un sentido positivo. El criterio para que los relevistas se mantiene sin arreglar y odio el argumento que dice, “¿Qué tal este?”, pero si algunos de los otros relevistas que han llegado al Salón de la Fama lo merecían, es difícil argumentar lo contrario en el caso de Wagner.

¿Quién es el jugador en la boleta que crees que es menospreciado por los votantes?

Gonzalez: No sé si Bobby Abreu sea de hecho merecedor de llegar al Salón de la Fama, pero está más cerca de lo que creen y continuamente es menospreciado. Este hombre bateó para más de .300 seis veces, sumó al menos 20 jonrones y 25 bases robadas nueve veces por separado, tuvo al menos 100 bases por bolas ocho veces y jugó en al menos 140 partidos en 14 campañas. En un periodo de 12 años de 198 a 2009, Abreu acumuló el octavo total más alto de WAR en Baseball-Reference entre peloteros de posición. Aún así, sólo llegó a dos Juegos de Estrellas y ahora, en su segundo año en la boleta, recibió sólo el 8.7 por ciento de los votos.

Schoenfield: Además de Kent, voy con Andy Pettitte. De nuevo, difícil que sea algo seguro y entiendo que un lanzador más consistente y durable que dominante, pero su WAR de por vida de 60.7 por ciento lo pone en el límite de lo que es un buen candidato y entonces, hay que considerar su desempeño en Postemporada (19-11, 3.81 de efectividad), cinco títulos de Serie Mundial) y uno creería que un jugador clave de la dinastía de los Yankees tendría más del 16 por ciento de los votos.

Doolittle: Rolen está muy cerca de ser una garantía en mi opinión y es grandioso ver que otros también ganan terreno. Cualquier otro candidato que pueda decir que es subestimado parecería víctima de la cláusula de carácter.

Con base en estos resultados, ¿crees que alguno de estos peloteros llegará a Cooperstown en 2022?

Schoenfield: Diré que Schilling. Está cerca y aún creo que podría obtener el empuje del último año. Algunos votantes más le darán su voto.

Gonzalez: A regañadientes, estoy de acuerdo con Davisd aquí. El hechoes que Schilling hizo lo necesario como jugador para entrar (uno puede decir lo mismo sobre Bonds y Clemens, que es precisamente la razón por la que la política de moralidad pueda ser tan problemática). Entre este grupo, espero que, eventualmente, sea seleccionado. No estoy seguro sobre los demás.

Doolittle: Creo que Rolen entrará, aunque sea sólo por el impulso que tiene y la falta de competencia en la boleta.

Sin embargo, los mejores jugadores en la boleta… bueno, es difícil ver cómo los suficientes votantes van a cambiar de opinión en este momento para hacer la diferencia el año próximo.