<
>

Shohei Ohtani espera lanzar otra vez para los Angels pese a problemas en el brazo

play
Es una gran idea hacer una burbuja para la postemporada de MLB (1:52)

Memo Celis cree que ya no hay tiempo para implementar una burbuja durante la temporada, pero sí cree necesario que haya una para los playoffs. (1:52)

A Shohei Ohtani, quien se recupera de una lesión cercana al codo al que sometió a cirugía y que le impidió volver a lanzar en la actual temporada, le gustaría continuar como pelotero ambivalente, intención que es consistente con la expresada por Los Angeles Angels.

“Si la situación llega al punto de que me pidan enfocarme en batear o enfocarme en lanzar, escucharé”, dijo Ohtani el miércoles a través de un interpréte, dos días después de ser diagnosticado con una tensión de Grado 1-2 en la masa del pronador flexor en el brazo derecho. “Idealmente, me gustaría dejar la posibilidad abierta para hacer ambas cosas”.

Ohtani ha contribuido con solo 53 entradas y un tercio de labor como pitcher desde que llegó con la expectativa de ser un pelotero ambivalente de Japón en dickembre de 2017. En junio de 2018, sufrió un esguince de Grado 2 en el ligamento colateral cubital y cuatro meses más adelante, se sometió a la cirugía Tommy John. Tras su regreso en este verano, ha sacado sólo cinco outs en sus dos salidas y se quejó de incomodidad en el brazo derecho, lo que hizo que una resonancia magnética revelara lo que esencialmente es un esguince en el antebrazo.

Ohtani, quien será el bateador designado rutinario de los Angels el resto de la temporada y quien espera volver al lineup el jueves, describió su más reciente dolencia como “sólo una pequeña inflamación”.

“No creo que sea severa. Lo que pasó es decepcionante, (pero) estaba tomando este año como parte de mi proceso de rehabilitación”, agregó Ohtani al dejar entrever que, de seguir su trabajo en la loma en 2020, hubiera trabajado con un estricto límite de entradas.

En sus tres aperturas en los juegos interescuadras de los Angels en julio, Ohtani lució notablemente errático. Debutó el 26 de julio ante los Oakland Athletics, casi 22 meses después de remplazar su dañado ligamento colateral cublital, pero permitió cinco carrera en la primera entrada y fue retirado de la loma antes de sacar su primer out.

Antes de su siguiente salida, Joe Maddon, manager de los Angels, intentó quitar algo de la presión sobre Ohtani al implorarle que se divirtiera.

“Para divertirse, primero que nada, necesito sentirme al 100 por ciento físicamente, lo que no sentía. Divertirme no era mi prioridad. Intentaba ver cómo se sentía mi cuerpo en la loma”, señaló Ohtani.

El japonés dijo que no se sintió al 100 por ciento en su primera apertura, pero que fue difícil dar una razón específica sobre cómo sufrió su última lesión.

“Sentí rigidez en el codo durante todo mi programa de rehabilitación, pero pensé que era natural”, explicó el lanzador/bateador. “Es difícil diferencias la rigidez, molestia, del dolor. Sabía que no iba a poder lanzar a 100 millas otra vez con rgidez, molestia o dolor, así que sólo tomé esto (la temporada) como parte de mi rehabilitación”.

La bola rápida de Ohtani estaba alrededor de las 95 millas en la primera entrada del duelo ante los Houston Astros el pasado domingo en un juego que comenzó con un ponche a George Springer con un splitter, sin embargo, el nipón caminó a sus tres primeros bateadores para abrir el segundo inning y luego regaló dos pasaportes más luego de dos ponches consecutivos, lo que hizo que fuera relevado luego de 42 pitcheos. Las últimas tres rectas de Ohtani no rebasaron las 90 millas.

“Obviamente, sentí rigidez cuando lanzaba esas bolas rápidas, pero antes, creo que lancé a 97 (millas) y me sentí igual”, relató.

Ohtani, de 26 años, ofrece poder y velocidad a nivel élite como pelotero de posición, pero también posee una recta de 100 millas y un splitter abierto como lanzador. Cuando está sano, ha mostrado habilidad para desempeñar ambos papeles efectivamente en el más alto nivel, pero las lesiones y los contratiempos se acumulan, lo que ha desatado cuestionamientos sobre la posibilidad de sostener una ambivalencia que ningún pelotero ha adoptado con regularidad en Grandes Ligas desde Babe Ruth.

“Si la posibilidad está allí, obviamente lo quiero intentar y creo que los Angels me contrataron pensando en que puedo ser un jugador ambivalente”, insistió Ohtani. “Sólo necesito volver a estar sano en la loma e intentar lograrlo”.