<
>

Manu Ginóbili es el primer argentino en llegar al Salón de la Fama de la NBA

play
La emotiva reacción de Manu Ginóbili tras su inducción al Hall Of Fame (1:34)

El bahiense, leyenda y pieza clave del Big Three de los San Antonio Spurs e histórico con la Selección Argentina, formará parte del Salón de Fama de la NBA. (1:34)

El escolta bahiense Emanuel David Ginóbili, cuatro veces campeón de la NBA con San Antonio Spurs, fue seleccionado para integrar el Salón de la Fama de la Liga tras dieciséis años fantásticos a las órdenes de Gregg Popovich.

Será honrado el venidero 10 de septiembre en Springfield, Massachusetts, tras ser confirmada este sábado su inducción como parte de la Clase 2022. Se trata del primer argentino en conseguir una distinción de esta naturaleza.

Ginóbili, quien fue el más votado de la Clase 2022, fue anunciado oficialmente este sábado, y compartirá la gala junto a Michael Cooper, cinco veces campeón con Los Angeles Lakers, Tim Hardaway, ex estrella de Golden State Warriors y Miami Heat, Marques Johnson, cinco veces All-Star y Swin Cash, tricampeona de la WNBA, el ex entrenador en jefe de la NBA George Karl y el entrenador en jefe de West Virginia Bob Huggins.

El Salón de la Fama de la NBA, ubicado en Springfield, Massachusets, es un santuario del básquetbol que ya cobija nombres ilustres de la categoría de Michael Jordan, Magic Johnson, Larry Bird, Bill Russell, Wilt Chamberlain, Julius Erving y muchos más.

Manu, quien no fue elegido en el equipo de los 75 mejores jugadores de la historia en febrero, ha tenido innumerables logros en la NBA. Cabe destacar que no fue considerado para su selección a la inducción 2022 lo realizado en el mundo FIBA, es decir que no se tuvo en cuenta el oro olímpico de Atenas 2004, el subcampeonato en Indianápolis 2002 o el bronce en Londres 2012. Solo lo ocurrido en las arenas estadounidenses.

De todos modos, desde su llegada en 2003 a la NBA los éxitos han sido en continuado. Se considera a Ginóbili el creador del Euro-Step, un movimiento del doble paso en penetración hacia el aro que luego fue emulado por estrellas de la calidad de James Harden y Dwyane Wade, entre otros. Llegó al básquetbol estadounidense a los 25 años, tras ser elegido MVP de la Euroliga en Kinder Bologna. En su primer año ganó el título de campeón (2003) y repitió luego en 2005, 2007 y 2014 con la camiseta de San Antonio.

Fue dos veces All-Star y logró ser elegido Mejor Sexto Hombre de la Liga en 2007-08. De hecho, este rasgo de dar un paso atrás para que el resto se luzca -podría haber sido titular en cualquier franquicia en la que él haya deseado estar- lo enalteció al punto tal de ser considerado uno de los mejores jugadores de equipo de toda la historia. El ejemplo perfecto de lo que significa ser uno para todos.

"Si no hubiese sido por Manu Ginóbili, hubiésemos tenido dos campeonatos menos", dijo Gregg Popovich sobre el argentino, quien se retiró a los 40 años de edad a un nivel altísimo.

Revulsivo, disciplinado, talentoso y ganador, Ginóbili vivió la ceremonia de retiro de su camiseta por parte de los Spurs a fines de marzo de 2019. El mejor jugador de básquetbol argentino de todos los tiempos, y uno de los mejores deportistas que dio la historia su país, vivirá para siempre en el lugar más emblemático que tiene la mejor liga del mundo.

Sean eternos sus laureles.