<
>

España enamora con un debut espectacular en Qatar 2022

play
España levanta la mano como candidato a ganar el Mundial (1:19)

España debutó con una cómoda victoria sobre Costa Rica, en la que lucieron sus jóvenes. (1:19)

BARCELONA -- España arrolló a Costa Rica y presentó, de buenas a primeras, su candidatura. No al título, de momento, pero sí a ser una de las protagonistas del Mundial. La mejor presentación a la altura de Inglaterra y hasta superando a Francia. Qué decir de Argentina... y de Alemania, cuyo cara a cara, el domingo, se se presenta, tras el KO de los germanos, apasionante.

La mayor goleada de la historia española en un Mundial, la más grande exhibición recordada. Lo nunca visto... España hizo un partido redondo de principio a fin consiguiendo un resultado tan impensable a priori como justo al final. Bate un dato: superó el 75 por ciento de posesión y marcó siete goles en quince remates. Al revés Costa Rica... No remató ni una sola vez a la portería de Unai Simón.

Podría decirse que la Roja estaba alertada por los resultados de las otras grandes. Empezando por el KO de la albiceleste y acabando por el de la Mannschaft; teniendo en cuenta el susto inicial que sufrieron los franceses y el tropezón de los croatas... Pero más bien debería afirmarse que llegó Qatar enchufada por el ánimo de Luis Enrique, un entrenador que traslada al vestuario una ambición e intensidad ilimitada.

España pasó por encima de los ticos en una primera mitad soberbia. Antes de que a los once minutos Dani Olmo avanzase a la Roja, el propio delantero del Leipzig y Marco Asensio ya rozaron el gol. Acabó la primera mitad superando el 70 por ciento de posesion, pero no fue una posesión insulsa, sino, al contrario, una auténtica lección de futbol.

Entre la paciencia y el vértigo, el equipo español se entregó al gobierno de Sergio Busquets, que encontró en Rodri, falso central, en Pedri, Gavi y Marco Asensio un ejército de peloteros imperiales. Cuando tenía el balón en su poder buscaba siempre el mejor desmarque, ya fuera de Olmo o Ferran Torres, de las subidas de Jordi Alba o de los impredecibles movimientos de Gavi. Y cuando Costa Rica lo recuperaba, o lo jugaba desde su portería, la presión asfixiante solía acabar con el robo. Y vuelta a empezar.

Cuando se llegó al descanso con 3-0 ya parecía todo hecho. A ahorrar fuerzas y a pensar en Alemania se escuchó en más de una transmisión. Pero Luis Enrique, a la suya, animó a los jugadores a mantener el ánimo. Y los jugadores, los titulares y los suplentes que fueron entrando, insistieron en seguir al pie de la letra la filosofía de su entrenador.

Así se entiende la goleada, record, y así se entiende quien es y qué quiere Luis Enrique, un entrenador único y tan discutido por algunos medios en España como indiscutible para sus futbolistas, a los que inyecta una ambición ilimitada.

Con un equipo que, casi, podría jugar un partido de categoría sub 21 España comenzó su andadura en el Mundial con una actuación monumental. "El elogio debilita" avisó el seleccionador empezando a centrar su mirada en Alemania... Pero, desde luego, la Roja presentó candidatura a ser protagonista de excepción en Qatar.

Habrá que ver hasta qué punto lo consigue... Pero el estreno fue un festival arrollador.