<
>

Técnicos extranjeros golean a sus homólogos mexicanos en el Guard1anes 2021

play
Reynoso, satisfecho con un triunfo que da aire a Cruz Azul (0:42)

El técnico celeste afirmó que las formas pasan a segundo término para las necesidades de su equipo en el arranque de torneo. (0:42)

LOS ÁNGELES -- ¿Qué tipo de entrenador manda en el futbol mexicano? Hay tres categorías: los técnicos mexicanos, los hechos en México –según ellos--, y los extranjeros. Y cabría una cuarta: ¿Javier Aguirre encaja como técnico mexicano o como técnico esculpido en el extranjero?

Dejemos en tres las categorías. A final de cuentas, Javier Aguirre ganó su primer y único título de Liga con el Pachuca. Y en esta revisión, en los albores del Torneo Guard1anes 2021, el técnico extranjero tiene el control, por mayoría, obviamente, y por puntos.

En este torneo, hay nueve técnicos extranjeros, quienes totalizan 34 puntos, al cerrojazo de la Fecha 3. Hay, además, dos entrenadores 'Hechos en México', Ricardo Ferretti y Hernán Cristante, y entre ambos suman 13 puntos. Los otros siete entrenadores son mexicanos, dos de ellos (Aguirre y Nacho Ambriz) con un partido menos, y acumulan 24 unidades. Entre el Tuca y Cristante suman más de la mitad del total de los siete entrenadores nativos.

Y conforme a la lógica, agregando los puntos de los técnicos de Tigres y Toluca, los entrenadores extranjeros totalizarían 47 unidades, prácticamente el doble de los 24 que contabilizan los adiestradores mexicanos.

Queda claro, de momento, el futbol mexicano no es de los técnicos mexicanos, que terminan arrimándose como comparsas, sin olvidar que ahí están, el campeón, Nacho Ambriz, y el recién repatriado Javier Aguirre.

1.- A CONTRALUZ…

Concluida la Jornada 3, con el apéndice pendiente del Monterrey contra León, a causa de la negligencia de Rayados en el manejo del COVID-19, hay ya un desequilibrio entre las tres partes, y el único que no decepciona es Diego Cocca, habituado a los sumideros de la competencia, ahora con el Atlas como víctima, y siempre con el patrocinio sospechoso de Alejandro Irarragorri.

El mando de la Tabla lo comparten, en un alarde de la mediocridad del Guard1anes 2021, Toluca y Santos, alguna vez hermanados por una cervecería, y ambos con siete puntos.

A los diablillos, alguna vez temibles Diablos Rojos, los dirige un técnico que asegura ser producto del futbol mexicano: el ex arquero y argentino Hernán Cristante.

Y en un contrasentido bíblico, hombro a hombro con los diantres toluqueños, aparecen los Santos, el equipo propietario del satanizado Joao Maleck. Guillermo Almada intenta finalmente ratificar su estilo de juego, y lo aprovecha en la Jornada 3, y con los equipos importantes de México, hechos una ruina.

Detrás de ellos, aparecen el América y los equipos regiomontanos (seis puntos). Monterrey entre celos y recelos, por la torpeza o dolo con que ha manejado la pandemia, dirigido por el mencionado híbrido, Javier Aguirre.

Y le acompaña Tigres, con un partido más, reflejo de la volubilidad de su propio entrenador, un inestablemente emocional Ricardo Ferretti, quien dice haberse formado como técnico en México, bruñido por la escuela de Pumas (Jorge Marik, Bora Milutinovic, Mario Velarde y Miguel Mejía Barón).

¿Y dónde aparece un entrenador mexicano ciento por ciento? Aquí cabe una salvedad. El técnico campeón, Nacho Ambriz, penúltimo en la tabla, ha elegido buscar la cura para la temible campeonitis. Ha dado reposo a varios titulares en las dos primeras fechas, y su partido de la tercera jornada se aplazó hasta el 3 de febrero, precisamente ante su ex mentor, su ex tutor, ¿su ex amigo?, y su ex socio, Javier Aguirre, al medirse León y Monterrey.

Por otro lado, aparece en el sexto sitio, también con seis puntos, comandando el gallinero de Querétaro, Héctor Pity Altamirano. Vive su primera genuina experiencia como entrenador en el futbol profesional. No llegó ahí por antecedentes notables, sino por la miseria financiera de unos directivos que ya no hallan cómo deshacerse del equipo. Pero, es la gran oportunidad que se le presenta. Como auxiliar, carga una mancha de la que no se le puede responsabilizar: asistente en la selección de Costa Rica de Gustavo Matosas, quien es señalado de esquilmar a jugadores y promotores por las contrataciones de futbolistas en varios equipos.

2.- ¿Y LOS ‘GRANDES’...?

¿Y los equipos más populares de México? Porque un tema es ser populachero y otra ser un club grande, y de esos en la Liga MX sólo hay dos: América y Chivas.

El Guadalajara ronda el leprosorio de la tabla, cargando el mote de #NiñosCaguengues, bautizo impecable de Jorge Vergara (QEPD). Lo dirige el ex Rey Midas, Víctor Manuel Vucetich, y comparte el vecindario de las desgracias con su desgracia de vecino geográfico, el Atlas.

De los 18 entrenadores en el Guard1anes 2021, Vucetich es el técnico más experimentado y más reconocido dentro de la Liga MX. Por eso, el fracaso de Chivas con dos puntos de nueve posibles, lo salpica de oprobio. El maestro sigue haciendo ensayos de escolapio. Poco ayuda a la causa de los entrenadores que quieren ser profetas en su tierra.

América se jugó el albur del año. Fue a rescatar de la inopia al presunto redentor de su propia inopia: El Indiecito Solari. Se subió afortunadamente al tren equivocado, y dirigió al Real Madrid. Ahora encara el torneo con los desechos de los desechos de Miguel Herrera. Ahora sí, el argentino con fatuidades de español, sabe lo que es amar a Dios en tierra de indios.

Aligera el pesar del Indiecito, el 2-0 a Juárez de este martes, al término del cual decide echarse un alacrán al seno: el colombiano Roger Martínez, perdido en sus conflictos mentales, pero quien marca el gol correspondiente a este semestre.

¿Pumas? Lesiones, indisciplinas y transferencias le dejaron sin ases. Andrés Lillini debutó en 2020 en Primera División y apuesta por un proyecto de fuerzas básicas. Ha visto descarapelado su maquillaje de subcampeón, por el Querétaro, este fin de semana. Ni cómo exigirle, sin armas nobles para la lucha. A falta de artillería, deberá fabricar sus propias resorteras.

¿Y Cruz Azul? Directivos bisoños, novatones, creyeron que con Juan Reynoso, vestigio del último –literal—título de Cruz Azul en Liga, le inyectarían sangre a un plantel desangrado tras la hemorragia espiritual y moral que les dejó la eliminación, entre surrealista y sospechosa, ante Pumas en la Semifinal del Guard1anes 2020, consignada históricamente como la #MegaCruzazuleada. Maquilla la realidad, la victoria del lunes sobre la calamidad del Pachuca.

3.- EN EL LIMBO…

Hay tres técnicos mexicanos perdidos en la zona media de la tabla, ese limbo donde los equipos mediocres con técnicos inestables, se mueven como pez en pantano. El Mazatlán (noveno en la tabla) de Tomás Boy, el Necaxa (12) del Profe Cruz, y el Juárez (13) de Luis Fernando Tena. Los dos últimos han ganado títulos, especialmente El Flaco. El primero ha desatado vientos para ahogarse en sus propias tormentas.

Campeón con Atlante, el Profe Cruz trata de armar un equipo con piezas desechadas por otros clubes. Sabe que su directiva invierte poco, pero esta vez decidió invertir menos, tal vez para preparar la multa millonaria por estar entre los últimos lugares. Y tiene un problema su plantel, además: propensión a las tarjetas rojas.

Tras su descalabro en Chivas, Luis Fernando Tena ensaya con Juárez, con poca fortuna y menos esperanzas, especialmente, tras la derrota ante el América (2-0, este martes). Tomás Boy también reclutó de los deshuesaderos de otros clubes. Se salvan de esa clasificación el portero Nicolás Vikonis y el desafortunado Camilo Sanvezzo.

4.- EXPERIMENTOS… ¿FALLIDOS?

Y viene la lista de los experimentos. Nicolás Larcamón con Puebla; Leonel Rocco con San Luis, y en tono indulgente, hasta Pablo Pezzolano con Pachuca, quien ya demostró sus limitaciones en el Guard1anes 2020. ¿Qué tienen en común? Que los tres dicen ser alumnos, muy a la distancia, muy a lo lírico, muy de oídas, de Marcelo Bielsa y Pep Guardiola, quienes, obviamente, nunca los han tenido en su órbita como educandos. “Apantallabobos”, se suele decir en México.

Y hablando de falsos guardiolistas y bielsistas, y como último de la tabla, Diego Cocca, impecablemente bautizado como 'Cocca Zero', porque al igual que la dietética bebida, cero en puntos, cero goles, cero en idea futbolística, cero en proyecto, pero muchos ceros en su salario, cortesía del Grupo Orlegi, empeñado, aparentemente, en desaparecer al Atlas.

Al final, el supersticioso Pablo Guede. Nuevamente le arman un equipo competitivo, pero entre sus sortilegios, cábalas, retablos religiosos, mandas, hechizos, conjuros, biorritmos, horóscopos y demás, no hay pistas de que pueda eludir un nuevo fracaso.

Como puede verse, la confrontación marcha dispareja entre los técnicos mexicanos, los supuestamente hechos en México, y los extranjeros. Es cierto, es la Jornada 3, pero será difícil que sobrevenga un sismo y un cisma que altere estas tendencias.

Hay tres técnicos mexicanos que pueden y deben cambiar esta tendencia al paso del Guard1anes 2021, porque saben cómo hacerlo: Nacho Ambriz, Javier Aguirre y el ex Rey Midas. ¿Podrán, querrán?