<
>

Medellín necesita ser más poderoso que nunca en la Libertadores

Deportivo Independiente Medellín se prepara para enfrentar como local a Caracas, en lo que significa el regreso a competencia del torneo más importante de clubes de nuestro continente. Restan cuatro semanas para que los dirigidos por Aldo Bobadilla se pongan a punto de cara al juego contra el cuadro venezolano, sin embargo, preocupa la situación debido a que en Colombia la Liga se mantiene suspendida a causa de la pandemia del Coronavirus y apenas los clubes han podido a realizar entrenamientos individuales con sus jugadores.

Se estima que los entrenamientos colectivos puedan empezar la próxima semana y que el fútbol en el país se reanude el último fin de semana de agosto o los primeros días de septiembre.

El juego entre Medellín y Caracas fue dispuesto por Conmebol para realizarse el próximo 16 de septiembre, por lo que el poderoso de la montaña llegaría con un poco de ritmo de darse la continuación de la Liga que en Colombia quedó parada en la fecha ocho.

Al DIM le urge un triunfo, pues es colero del Grupo H sin puntos y una diferencia de gol negativa de -4, tras su derrota como local ante Libertad (1-2) y su caída en La Bombonera ante Boca Juniors (3-0). El equipo colombiano mira de cerca al venezolano que es tercero con una unidad y con diferencia de -1.

Sin duda un escenario inquietante para el Independiente Medellín, pues además de sumar ante el equipo caraqueño necesitará hacer lo propio en el Atanasio una semana después (24 de septiembre) ante un siempre difícil Boca, que marcha en segunda posición con 4 puntos. El grupo lo comanda Libertad de Paraguay con un puntaje de 6.

El equipo paraguayo es el único de la serie que para su fortuna ya cuenta con actividad desde hace un mes. En su país el fútbol se reactivó y ya suma 6 partidos que le han dejado un saldo de: 2 victorias, 1 empate y 3 derrotas. Por su parte, tanto en Argentina como en Venezuela e igual que en Colombia, se espera que las ligas regresen a partir del mes de septiembre.

Medellín no la pasa bien por estos días, hace poco se conoció de la salida del club del talentoso mediocampista Andrés Ricaurte, quien partió rumbo a la MLS y el hecho desembocó en una fuerte protesta de sus hinchas a las afueras de la sede administrativa del club. Además en la platilla del poderoso resultó lesionado con fractura de peroné el lateral izquierdo Daniel Castro, quien se perderá lo que resta del año.