<
>

El ranking de quarterbacks tras la Semana 12 de la temporada regular

play
Sutcliffe en NFL Insider: ¿Podrá Prescott con la presión de una postemporada? (2:29)

Los Dallas Cowboys no tendrá nada fácil lo que resta de la temporada y nuestro 'Reportero de Cancha' habla de sus posibilidades. (2:29)

¿Quiénes fueron los pasadores que fueron luz y quiénes fueron sombra, durante la duodécima jornada de la campaña de NFL?

La Semana 12 de la temporada regular de la NFL nos ofreció un nivel relativamente bajo en la posición a lo largo de toda la liga, con apenas 12 pasadores puntuando arriba de los 50 puntos en la escala del 0-100 que pone el Total QBR de ESPN. Mientras tanto, 18 pasadores consiguieron una calificación por debajo de los 50 puntos en esta escala.

No tuvimos ningún desempeño que superara la marca de 90 unidades, y solamente un quarterback logró establecerse por arriba de los 80. Al lado contrario de la tabla de evaluación, fueron dos pasadores los que no alcanzaron siquiera doble dígito en la jornada.

Como es nuestra norma, presentamos --en estricto orden alfabético-- los cinco mejores y cinco peores quarterbacks de la Semana 12 en la NFL.

Cinco quarterbacks al alza

Josh Allen, Buffalo Bills. En medio de una temporada de altibajos constantes, Allen está bien lejos del nivel mostrado en la campaña pasada, uno que advertimos antes del inicio de la presente temporada iba a ser imposible de mantener. Sin embargo, Allen abonó a su cuenta en la jornada 12 con un Total QBR de 75.6 --el cuarto más alto de la jornada--, conseguido con base en 23 completos de 28 intentos para 260 yardas con cuatro pases de touchdown, pero también con dos intercepciones en duelo de Día de Acción de Gracias. Fue el tercero mejor en la liga en promedio de yardas por intento de pase, con 9.29, y cuarto mejor en porcentaje de pases completos, con 82.1, pero nadie marcó una mejor tasa de pases imprecisos que su 7.4 por ciento. Además, fue factor por tierra con ocho acarreos para 43 yardas.

Teddy Bridgewater, Denver Broncos. Nadie firmó un Total QBR más elevado en la Semana 12 que el 84.5 de Bridgewater, quien funge como nuestro recordatorio semanal de que, a veces, menos puede ser más. Conectó en 11 de 18 envíos para 129 yardas con un touchdown, y corrió en dos ocasiones el ovoide, una de ellas terminando en las diagonales. Algunos de sus números fueron limitados debido a que una lesión en la pierna lo sacó del partido, siendo reemplazado por Drew Lock, pero el tiempo que operó la ofensiva de los Broncos, lo hizo a un nivel muy elevado.

Joe Burrow, Cincinnati Bengals. Los Bengals disfrutaron nuevamente de un desempeño estelar de su joven pasador, quien lanzó 20 completos de 24 intentos para 190 yardas con un touchdown y una intercepción, y un porcentaje de pases completos de 8.3, el tercero más alto del día. Su Total QBR de 76.6 fue también el tercero más alto en toda la liga, y se lució como el segundo pasador con menor porcentaje de pases imprecisos, únicamente un 8.7 por ciento. Adicionalmente, fue noveno en cuanto a yardas promedio por intento de pase, con 7.92.

Derek Carr, Las Vegas Raiders. El menor de los Carr brilló en Día de Acción de Gracias con 24 de 39 completos para 373 yardas --la segunda cifra más alta de la semana-- y un touchdown sin intercepciones. Su Total QBR de 78.8 fue el segundo más alto en toda la liga para la fecha, y se ubicó asimismo en la segunda posición con el segundo promedio más elevado en yardas por intento de pase, con 9.56.

Mac Jones, New England Patriots. Al inicio de la temporada, parecía claro que el premio al Novato Ofensivo del Año sería para una posición distinta a la de quarterback, pero Jones ha dado el golpe sobre la mesa en jornadas recientes, y podría terminar adjudicándose el galardón. Viene de conectar en 23 de 32 envíos para 310 yardas con dos touchdowns sin intercepciones, y nadie marcó un promedio más alto en yardas por intento de pase que él, con 9.69. Consiguió el quinto Total QBR más elevado de la jornada al apuntarse un 72.9, y fue el séptimo mejor en eficiencia, con el 71.9 por ciento de sus envíos completos.

Cinco quarterbacks a la baja

Jalen Hurts, Philadelphia Eagles. El quarterback de Philadelphia tuvo una salida infame ante los Giants en una sorpresiva derrota divisional, con 14 completos de 31 intentos para 129 yardas, cero pases de anotación y tres intercepciones. Su promedio paupérrimo de 4.16 yardas por intento de pase fue el más diminuto en la jornada, y logró ubicarse apenas penúltimo con 45.2 por ciento de envíos completos en el día. Al menos, por tierra fue factor, acarreando el ovoide en ocho ocasiones para 77 yardas, pero con todo y eso fue incapaz de librar la derrota para Philly, marcando en el proceso un Total QBR de 16.3, el cuarto más bajo de la fecha duodécima.

Trevor Lawrence, Jacksonville Jaguars. Lawrence nos había dejado descansar de ver su nombre en esta sección durante algunas semanas, pero es imposible dejarlo fuera después de una Semana 12 donde completó 23 de 42 envíos para 228 yardas con un touchdown y una intercepción. Su tasa de pases completos de 54.8 por ciento fue la quinta peor en toda la fecha, y el 22 por ciento de sus lanzamientos resultaron imprecisos, quedándose como el noveno peor en la liga. Promedió 5.43 yardas por intento de pase, la quinta cifra más corta entre los pasadores calificados para la jornada. Su 23.6 lo ubicó como el sexto peor en la NFL.

Cam Newton, Carolina Panthers. El dudoso reconocimiento del Total QBR más bajo de la Semana 12 se lo llevó Newton, quien terminó mirando desde la banca el final del partido. Su calificación de 5.1 llegó como producto de cinco pases completos de 21 intentos para 92 yardas con cero pases de anotación, un touchdown terrestre y dos intercepciones. Fue el peor en la liga en porcentaje de pases completos, con 23.8 por ciento, y en tasa de pases imprecisos, con 33.3 por ciento. Fue el segundo peor en yardas promedio por intento de pase, con 4.38 yardas. La opinión generalizada es que Newton es una mejor opción que Sam Darnold para el equipo y para la ciudad entera, pero hay que reflejarlo en el terreno de juego.

Trevor Siemian, New Orleans Saints. Nadie ha sugerido que Siemian pueda convertirse en respuesta a largo plazo para New Orleans, pero los Saints necesitan darle una oportunidad al novato Ian Book de mostrar algo, porque lo mostrado por el veterano es insostenible, incluso a corto plazo. Fueron 17 completos de 29 intentos para 163 yardas y un touchdown a cambio de una intercepción ante los Bills. Su Total QBR de 14.2 fue el tercero más bajo en la fecha, y fue uno de nueve pasadores que no consiguieron completar siquiera el 60 por ciento de sus envíos. Además, se colocó N° 23 en la liga en tasa de pases imprecisos, con un 22.2 por ciento, N° 25 en yardas promedio por intento de pase, con 5.62, y N° 24 en yardas aéreas totales para la jornada. Son números inadmisibles para una ofensiva dirigida por Sean Payton.

Zach Wilson, New York Jets. El segundo recluta global del pasado draft sigue batallando como ha sido a lo largo de toda la temporada, al menos cuando ha estado sobre el terreno de juego. Viene de una victoria con los Jets, pero una victoria donde los neoyorquinos consiguieron ganar a pesar del pasador. Completó 14 de 24 intentos de pase para 145 yardas con una intercepción, y no logró mandar pase de anotación, aunque sí encontró las diagonales una vez por vía terrestre. Su Total QBR de 9.8 fue el penúltimo en toda la liga, y fue el N° 24 en cuanto a yardas promedio por intento de pase, con solo 6.04, además de que registró la tercera tasa más elevada de pases imprecisos, con un 26.1 por ciento, y la séptima tasa más baja de envíos completados con un 58.3 por ciento. Wilson todavía no está para conducir a su equipo a la victoria semana a semana pero --aunque suene raro--, el siguiente paso es que, si los Jets han de perder, que al menos él no contribuya directamente al descalabro con su nivel.

Datos de ESPN Stats & Information y TruMedia fueron utilizados en la redacción de esta nota.