<
>

A dos horas del kickoff, la casa temporal de Cardinals invadida por los 49ers

play
Cultura mexicana tiñe con su colorido el MNF en el Estadio Azteca (1:02)

Los aficionados a la NFL comienzan a darse cita en el Coloso de Santa Úrsula con el orgullo de la fanaticada mexicana por el deporte de las tacleadas. (1:02)

El Estadio Azteca, sede de Arizona en la Semana 11, tiene una mayoría de aficionados de San Francisco en las tribunas

CIUDAD DE MÉXICO -- La apabullante mayoría Niner se hace presente en las tribunas, desde los precalentamientos.

Desde la llegada del estadio, es evidente: La mayoría abrumadora de aficionados presentes en el Estadio Azteca para el duelo entre los San Francisco 49ers y Arizona Cardinals, está con el equipo californiano.

Ni siquiera el hecho de que ambos clubes usan un jersey rojo deja espacio a la duda.

Previo al partido, el presidente de los Niners, Al Guido, dijo en llamada de conferencia con reporteros que esperaba contar con la mayoría de aficionados en las tribunas del Estadio Azteca, y no se equivocó. Durante el periodo de precalentamiento, unas dos horas antes del kickoff, y con las gradas semivacías, ya es palpable la abrumadora mayoría que viene a apoyar a San Francisco.

Al mostrar las pantallas de cabeceras del Estadio Azteca a los jugadores de los 49ers, todo eran porras. Los que mayor reacción generaron fueron Nick Bosa y George Kittle, dos de los indiscutibles favoritos de la afición mexicana de la NFL, con ambos colocando sus jerseys entre los 10 más vendidos en nuestro país.

Lo mejor de la NFL lo puedes disfrutar a través de Star+, ¡suscríbete aquí!

Al otro lado de la moneda, los abucheos eran igualmente sonoros cada vez que apareció un jugador de Arizona, particularmente el quarterback Kyler Murray, quien ni siquiera participará en el partido debido a una lesión en el tendón de Aquiles. Será reemplazado por Colt McCoy.

Eso no impidió a Murray salir a realizar movimientos previos de calentamiento, con miras a seguir su rehabilitación de la lesión. Previamente, Jeremy Fowler de ESPN había reportado que Murray, quien tampoco jugó el partido de la semana pasada, podría perderse el juego de la semana entrante, para un total de tres partidos perdidos en fila por la lesión.