<
>

Gurú de las Diagonales: Algunos viejos pecados empiezan a resurgir

play
Josh Allen: entre su evolución y los pecados del pasado (2:53)

Sebastián Martínez Christensen analiza la temporada del mariscal de Buffalo sosteniendo que necesita ayuda para olvidar errores de temporadas anteriores (2:53)

MIAMI -- Los viejos pecados suelen hacer apariciones no deseadas.

El mariscal de los Buffalo Bills, Josh Allen, era uno de los quarterbacks más imprecisos que vi en mi vida en sus primeras dos temporadas en la NFL.

Si les soy sincero, pensé que era una deficiencia que sería muy difícil de corregir.

Sin embargo, hay que darle todo el crédito del mundo a Allen, que hizo un mapeo digital para asegurarse que sus piernas, su torso y su brazo estén en sintonía.

El problema de Allen es que tenía un brazo tan privilegiado, que demasiadas veces se salía con la suya a pesar de la mala mecánica. Sin embargo, si quería extender su carrera y brillar en la NFL, su cuerpo debía estar más en sincronía.

Y después de mucho trabajo y esfuerzo, Allen mejoró drásticamente, al punto de ser considerado por muchos el mejor mariscal de la NFL.

A mi juicio, el mejor mariscal de la NFL es Patrick Mahomes. Sin embargo, cuando Allen o Lamar Jackson están en su nivel más alto, son quizás los únicos que pueden alcanzar la misma estratósfera que Mahomes.

Allen alcanzó ese nivel en la postemporada el año pasado, cuando completó el 77.4 por ciento de sus pases, y lanzó nueve touchdowns sin intercepciones. Promedió 318.5 yardas por partido y tuvo un índice de pasador combinado de 149.

Números absolutamente irreales, y aún así los Bills quedaron eliminados, porque la NFL siempre será un deporte de equipo.

Sin embargo, por momentos Allen parecía indestructible, y por ende la percepción pública cambió esta temporada baja.

Los Bills eran considerados el rival a vencer, y Allen posiblemente el mejor mariscal de la NFL.

Pensamientos quizás algo prematuros considerando que Mahomes llegó a cuatro Campeonatos de Conferencia consecutivos, incluyendo a dos Super Bowls, y ganó uno de ellos siendo el MVP.

Esa clase de éxito está reservada sólo para distintos. Mahomes, incluso tras la partida de Tyreek Hill, comanda la ofensiva más prolífica de la NFL otra vez este año.

Los mariscales de élite enaltecen a jugadores talentosos, y los convierten en estrellas.

Y no es que Allen no lo pueda hacer. Por supuesto que puede, pero quizás se le está pidiendo demasiado.

El nivel de dependencia de los Bills para con Josh Allen, crece por minuto, y esa estrategia ha probado no ser la más exitosa a lo largo de la historia.

Hay una delgada línea entre ser agresivo y ser descuidado, y en este momento de la temporada, Allen está navegando en aguas enemigas.

De hecho, antes del partido de los Cleveland Browns, los Bills no habían anotado un touchdown en la segunda mitad desde la semana 6.

Aún más preocupante es el hecho de que lideran a la NFL con nueve series en la zona roja que terminaron sin puntos, lo cual nos confirma que los Bills, y específicamente Allen, están cometiendo errores en los momentos menos oportunos.

"No voy a cambiar mi manera de jugar", sentenció Allen.

Y me parece fantástico porque Allen es la clase de jugador que te enamora, por su naturaleza agresiva, y porque no teme a arriesgar su físico.

Pero lanzar un pase peligroso en zona roja rival no es ser agresivo, sino poco inteligente.

Riesgos desmedidos que Allen tomaba en sus primeras dos temporadas, ahora están volviendo a aparecer, y es por eso que está segundo en la liga con 10 intercepciones.

El año pasado, Ryan Tannehill, Taylor Heinicke y Patrick Mahomes lideraron a la NFL con cuatro intercepciones en zona roja rival. Allen ya tiene cuatro este año y apenas terminamos la Semana 11.

Los rivales no quieren ver a Allen correr, porque es más grande que muchos de los defensivos, y nadie quiere taclearlo. A la vez, los Bills no quieren que Allen corra tanto y exponerlo a lesión a no ser que sea una situación realmente decisiva.

Y creo que hay un problema de fondo en Buffalo.

Sean McDermott es un entrenador de tinte defensivo, por lo cual la posición de coordinador ofensivo tiene todavía más importancia que de costumbre.

Se fue Brian Daboll, quien ha sido un rotundo éxito en los New York Giants, y apelaron a la "continuidad" con Ken Dorsey. Sin embargo, ahora me estoy preguntando cuán importante era Daboll para Allen.

Los Bills finalmente involucraron más a James Cook esta semana y corrieron mejor el ovoide, pero todavía no se puede depender de ellos en esa faceta, y no veo creatividad en sus esquemas, sino más bien previsibilidad.

Es casi como que Buffalo dice: "No pasa nada, Josh nos va a salvar".

Pero así no se gana en esta liga, y si quieren podemos trazar el paralelismo con los Kansas City Chiefs.

Semana tras semana, podemos observar cómo Kansas City muestra nuevas arrugas de creatividad en sus esquemas, cómo nunca se quedan estáticos gracias a la genialidad de Andy Reid.

Esto facilita la labor de Mahomes, que como vimos en el Super Bowl ante los Tampa Bay Buccaneers, tampoco puede hacer milagros cuando está corriendo por su vida.

A veces menos, es más.

Si llega una situación extrema o decisiva, es fabuloso tener a un mariscal de élite en el cual te puedas apoyar para que haga su magia y te saque de un aprieto.

Pero esa no puede ser la norma; debe más bien ser la excepción a la regla.

Ahora bien, no se está cayendo el cielo en Buffalo ni mucho menos.

Los Bills tienen un récord de 7-3, y en mis ojos, siguen siendo los rivales a vencer en la AFC Este, pese a que tanto los Miami Dolphins como los New York Jets y los New England Patriots lucen bastante mejor de lo que anticipábamos.

Sin embargo, es momento de que tomen nota y tomen cartas en el asunto.

Necesitan apoyarse más en el ataque terrestre aunque no sean del todo eficaces, y más ahora que se vienen las condiciones climáticas más hostiles.

Necesitan detener el ataque terrestre, algo que ha sido un problema en las últimas semanas; lo lograron ante los Houston Texans, pero no sé si sean parámetro dado que Davis Mills no representa amenaza alguna.

Y Josh Allen debe mirarse al espejo, y entender que no tiene que usar su poder de súper héroe todo el tiempo, sino más bien cuando la situación lo amerita.

Esta semana vimos a un Allen muy impreciso en la primera mitad, al punto que me pregunté si el codo le está molestando. En el complemento, mostraron más balance y Allen se concentró en limitar errores.

El tiempo dirá si Buffalo puede o no resolver estas cuestiones, pero de lo que estoy seguro es que la fórmula actual no es la ganadora. Allen debe buscar el balance entre tener agresividad controlada y a la vez no pensar que lo tiene que hacer todo.

Josh Allen es un talento especial, y por si alguien se lo olvidó, repasamos LAS MEJORES 10 JUGADAS DE ALLEN LA TEMPORADA PASADA.

*Los equipos locales están en segundo término

POWER 6

Como siempre digo, nunca es bueno jugar todos los partidos. En otras palabras, hay algunos que es mejor dejar pasar. Por eso, decidí añadir esta sección, para dar a conocer mis seis equipos favoritos con línea de apuesta. Son bienvenidas las opiniones, ya que la idea es sumar un atributo que sea beneficioso para los lectores. El orden de los equipos no es casual y los pronósticos no afectan a las estadísticas totales.

  1. SEATTLE SEAHAWKS

  2. WASHINGTON COMMANDERS

  3. MINNESOTA VIKINGS

  4. TENNESSEE TITANS

  5. MIAMI DOLPHINS

  6. PITTSBURGH STEELERS

SUICIDE POOL, 'DESAFÍO ELIMINADOR'

Somos muchos los que estamos en este tipo de competencia. En este caso no importa la línea de apuesta. Simplemente no repetir ningún equipo a lo largo de cada semana. Por supuesto que estos pronósticos tampoco afectarán a las estadísticas totales. Entre paréntesis, los equipos elegidos hasta ahora.

  1. MIAMI DOLPHINS

FIJA CON LÍNEA DE APUESTA

A pedido de muchos, agregamos la fija con línea de apuesta a partir de la Semana 11 del 2013.

  1. SEATTLE SEAHAWKS

TEASER 3

Siempre he dicho que no soy fanático de los teasers, ya que vienen de la palabra tentar y son los llamados "sucker bets", pero, a pedido de varios de los lectores, sumamos esta sección. Aquí, al tratarse de tres equipos, la línea se modifica por 6 puntos, pero debes acertar los tres para cobrar. A continuación, nombro los tres equipos con las líneas alteradas entre paréntesis.

  1. PITTSBURGH STEELERS (+9 y medio)

  2. TENNESSEE TITANS (+8 y medio)

  3. ARIZONA CARDINALS (+8 y medio)

OVER/UNDER

A pedido de varios de los lectores, incluimos un partido de altas y de bajas para cada semana.

  1. ALTAS DE TEXANS-DOLPHINS (45 y medio)

  2. BAJAS DE COWBOYS-GIANTS (44 y medio)

NCAA

  1. MICHIGAN WOLVERINES (+7 y medio)

  2. MARSHALL THUNDERING HERD (-5 y medio)

Estadísticas totales (Con+Sin+Teaser+Altas y Bajas+NCAA):

222-161

Con Línea de Apuesta:

98-66 (8-6)

Sin Línea de Apuesta:

93-71 (11-3)

Sorpresa de la Semana (sin línea):

6-5 (1-0)

Fija de la Semana (sin línea):

10-1 (1-0)

Fija de la Semana (con línea):

6-5 (0-1)

Power 6 (con línea):

36-30 (2-4)

Teaser 3:

6-5 (0-1)

Altas y Bajas:

12-10 (0-2)

NCAA:

13-9 (2-0)

Suicide Pool (sin línea):

7-4 (DEN, LAR, KAN, DET, BUF, GB, LVR, DAL, NWE, SFO, BAL)

Opiniones o comentarios: Vía Twitter/Instagram/Facebook @SebastianMCESPN -- por favor lee este aviso legal antes de enviar tu comentario.