<
>

Leclerc se impuso a los Red Bull en la clasificación en Bakú

play
Charles Leclerc fue implacable en la clasificación del GP de Azerbaiyán (5:47)

El monegasco logró su 15ª pole position en Fórmula 1 y largará adelante la octava fecha. Checo Pérez completará la primera fila. Max Verstappen partirá tercero y Carlos Sainz, cuarto. (5:47)

El monegasco Charles Leclerc (Ferrari), saldrá primero este domingo en el Gran Premio de Azerbaiyán, el octavo del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en el circuito urbano de Baku, donde lo acompañará en la primera fila el mexicano Sergio Pérez (Red Bull).

Leclerc, de 24 años, firmó su decimoquinta 'pole' en la F1 -la sexta del año- al dominar este sábado la calificación, en la que cubrió, en su mejor vuelta, los 6.003 metros de la pista de la capital azerbaiyana en un minuto, 41 segundos y 359 milésimas, 282 menos que 'Checo', que arrancará segundo en Azerbaiyán, donde el mexicano ganó el año pasado.

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial (con nueve puntos de ventaja sobre Leclerc), que marcó el tercer tiempo de la calificación -a 347 milésimas-; y el español Carlos Sainz (Ferrari) -cuarto, a 455- saldrán desde la segunda fila este domingo en Bakú; donde el otro español, el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso (Alpine), arrancará décimo.

Alonso, que se quedó a un segundo y ocho décimas del crono de Leclerc, partirá desde la quinta fila, al lado del cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel (Aston Martin), que lo mejoró en una décima y saldrá noveno.

Desde la tercera hilera de la parrilla saldrán el inglés George Russell (Mercedes) -quinto en la 'cuali'- y el francés Pierre Gasly (Alpha Tauri).

Por detrás de ellos, desde la cuarta fila, arrancarán el séptuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton (Mercedes) y el japonés Yuki Tsunoda (Alpha Tauri), en una carrera prevista a 51 vueltas, para completar un recorrido de 306 kilómetros que arrancará a las tres de la tarde (la una, en horario peninsular español: las 11:00 horas GMT).

Leclerc flotó a orillas del Mar Caspio. Le 'metió' tres décimas y media a 'Mad Max' y casi medio segundo a Sainz, que bordó su primer intento en la tercera ronda (Q3) pero que perdió la opción de salir más adelantado al equivocarses en la segunda de las 20 curvas de un circuito que combina la recta más larga del Mundial (de 2,2 kilómetros) con zonas de curvas lentas -en los dos primeros sectores- en las que se requiere la suficiente carga aerodinámica.

Una pista que muchos describen como una mezcla de Monza y Mónaco; pero en la que, a diferencia de la de las calles del principado de la Costa Azul, no es tan decisiva la 'pole'. Se puede adelantar y es más que probable que entre a pista el coche de seguridad; por lo que todo es posible aún en la octava de las 22 carreras que integran un Mundial que se cerrará el próximo 20 de noviembre, como viene siendo habitual durante los pasados años, en el circuito de Yas Marina de Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

El monegasco firmó su cuarta 'pole' seguida y se convirtió en el primero en repetirla en un Gran Premio -que por primera vez se presentó como de Europa, en 2016; y a partir de entonces lo hace con el nombre del país- en el que, en sus cinco primeras ediciones hubo cinco 'poleman' diferentes; y nadie repitió ni victoria, ni vuelta rápida. Leclerc saldrá por delante de los Red Bull, en teoría con más velocidad punta pero con los que Ferrari harán un 'sandwich' en parrilla -Carlos sale cuarto-, en espera de que esta vez la estrategia de los de Maranello sí sea la correcta.

Pérez, de 32 años, el 'hombre de moda' de este Mundial, firmó en Mónaco su tercer triunfo en la F1, en la que elevó a 19 su nómina de podios y confirmó su tercer puesto en el certamen, a sólo 15 puntos de la joven estrella neerlandesa; ocho años más joven que él. Y acto seguido firmó su renovación, hasta 2024, con la escudería austriaca; que, a través de las órdenes de equipo, impidió que el bravo piloto tapatío se impusiese en Montmeló (Barcelona), donde se tuvo que conformar con completar el doblete de Red Bull en la jornada en la que 'Mad Max' festejó su cuarta victoria de la temporada.

El asunto es que el mexicano ha vuelto a ser claramente más rápido en lo que va de fin de semana que el nuevo ídolo de los Países Bajos. El que el año pasado destronó al siete veces campeón mundial inglés Lewis Hamilton: en horas bajas esta temporada, con un Mercedes que ya no es el monoplaza que hasta la pasada temporada festejó ocho Mundiales de constructores seguidos; y al que su nuevo compañero, su compatriota George Russell, de 24 años, trece menos que él.

'Checo', al sólo había superado Leclerc en los entrenamientos del viernes -en los que el mexicano marcó el mejor tiempo en la primera sesión-, volvió a firmar el mejor tiempo en el tercer y último libre, coincidente en horario con el arranque de la carrera (no lo fue el de la calificación). El campeón de Guadalajara (Jalisco) había mejorado en siete centésimas a Leclerc; con Verstappen a 279 milésimas y Sainz, cuarto, a 426; en un último ensayo en el que Alonso -cuarto el viernes- se quedó undécimo, a un segundo y seis décimas.

Verstappen pareció resurgir en la Q1, en la que aventajó en 11 milésimas a 'Checo'. En una ronda en la que los Red Bull se ordenaron por delante de los Ferrari, con Sainz marcando el cuarto parcial; Alonso el decimotercero; y en la que quedaron fuera el canadiense Lance Stroll (Aston Martin), accidentado sin mayores consecuencias y provocando una bandera roja, y el danés Kevin Magnussen (Haas).

Los McLaren del inglés Lando Norris y del australiano Daniel Ricciardo -quinto y sexto en el último libre y de los que se espera más, dada su mayor velocidad punta, en carrera- se quedaron fuera en la Q2, en la que también cayó el francés Esteban Ocon, compañero de Alonso en Alpine. En una ronda en la que 'Checo' marcó de nuevo la pauta, con 91 milésimas sobre Leclerc; con Sainz tercero, Verstappen cuarto y Alonso marcando el noveno crono.

El doble campeón mundial asturiano, en una segunda juventud a los 40 años, admitió que "igual esperaba algo más" pero que está "contento con la crono en sí", en una pista en la que "puede pasar de todo" y en la que se exhibió en el alocado final del año pasado, avanzando de una tacada cuatro puestos en la última vuelta. Antes de acabar sexto una carrera cuya victoria se le escapó, al accidentarse en el tramo final, a Verstappen; y en la que no dejó escapar sus posibilidades de éxito su compañero mexicano: cuyos tres podios en Baku no iguala nadie.

'Checo' arriesgó demasiado y se conformó con la segunda plaza en parrilla tras otra gran actuación, a una vuelta, de Leclerc. Algo parecido a lo del mexicano le sucedió a Sainz. El talentoso madrileño salió a por todas y falló en la segunda curva. Pero la carrera es este domingo. Y en Baku -donde lo más normal es que se vaya a una parada- efectivamente, suele pasar de todo.