<
>

Temporada MLB 2020: Menos juegos, menos jonrones

play
Temporada 2020 podría marcar historia en cantidad de cuadrangulares (2:01)

Ante el inminente recorte del calendario de la MLB, Enrique Rojas recuerda la temporada de 1945, en la que el líder de jonrones, no llegó a 30. (2:01)

Sin importar cuanto esfuerzo hagan los genios que arman el calendario de Grandes Ligas, una temporada con programa recortado en el 2020 es la aspiración más optimista que puede tener la industria en las actuales circunstancias que viven Estados Unidos y el mundo debido a la pandemia del coronavirus.

Una temporada con menos juegos de lo acostumbrado. Y, por ende, con menos jonrones.

Desde el 2016, las ligas mayores registraron cuatro de sus cinco años más prolíficos en jonrones de la historia. El año pasado se conectaron 6,776, quebrando el récord de 6,105 del 2017, que fue la primera vez que los bateadores de MLB pasaron de 6,000 vuelacercas. En 2016 y 2018 se batearon 5,610 y 5,585, respectivamente. Los 5,693 del 2000 se mantienen como la tercera mayor cifra de una temporada.

Con un calendario reducido en 2020, MLB podría quedar por debajo de los 4,000 jonrones por primera vez desde 1994 (3,306), cuando una huelga de jugadores paró las acciones en la segunda semana de agosto.

En una temporada sin interrupciones, la última vez que los bateadores de las ligas mayores se quedaron por debajo de los 3,100 jonrones fue en la de 1992, cuando pegaron 3,038. Desde 1928, la única ocasión en que el béisbol produjo menos del mil tetrabases fue en 1943, con 905, en medio de la II Guerra Mundial.

Fue en el último año de la mayor contienda bélica de la historia que MLB debió cancelar el Juego de Estrellas por única vez, un jardinero sin el brazo derecho (Pete Gray) aprovechó la ausencia de muchos jugadores establecidos que estaban peleando para jugar con los Browns de San Luis y el "Big Show" tuvo su líder jonronero más modesto en la era de pelota viva (desde 1920).

Tommy Holmes, de los Bravos de Boston, encabezó la Liga Nacional y todo el béisbol con 28 jonrones en 1945, cuando los aliados vencieron al eje formado por Alemania-Italia-Japón.

Vern Stephens, de los Browns,fue el líder de la Liga Americana con 24, y, en sentido general, apenas seis bateadores superaron la barrera de los 20 cuadrangulares en ambas ligas.

Desde 1918, cuando el legendario Babe Ruth pegó 11 jonrones en su penúltimo año con los Boston Red Sox, ningún líder había tenido una cifra tan baja de vuelacercas.

Incluso con las limitaciones (de material humano y condiciones económicas) por consecuencia de la guerra, 1945 fue un año muy malo para los jonroneros, tomando en cuenta que Ruth sacó 29 pelotas del parque en 1919 y 54 en 1920, que son considerados por los historiadores como los últimos dos años de la "era de la bola muerta" (1901-1920).

Una era que terminó con la decisión de los New York Yankees de hacer a Ruth un bateador de tiempo completo y reducir su anterior rol de lanzador de rotación con Boston, tras adquirir al zurdo maravilloso en diciembre de 1919, en la que se considera la más famosa (e infame, para otros) venta de pelotero de todos los tiempos.

Aunque todavía es materia de discusión el período de tiempo exacto que cubrió y todas las razones que la crearon, se ha llegado al consenso de que la "era de la bola muerta" comenzó con el nacimiento de la Liga Americana en 1901 y concluyó al final de la segunda década del siglo XX.

El uso legal de la saliva como arma especial de los lanzadores en una época en que se podía jugar un partido completo con una sola pelota, la proliferación de estadios más grandes y, muy importante, la calificación del foul como un strike, fueron algunos de muchos factores que impulsaron la baja ofensiva de esos años.

Cien años después del final de la "era de la bola muerta" es otra la razón para esperar menos jonrones: La pandemia del coronavirus tiene al planeta de rodillas y al deporte en un limbo existencial. De jugarse, la temporada regular de las ligas mayores podría ser una de las más cortas de la historia.

La MLB tuvo calendario de 154 juegos hasta 1960 y con la expansión y creación del sistema divisional de 1961 comenzó el modelo actual de 162 juegos por equipo. Debido a conflictos laborales, las campañas de 1972 (156), 1981 (111), 1994 (117) y 1995 (145) sufrieron recortes en sus calendarios.

De hecho, en 1981, cuatro clubes solo pudieron celebrar 103 de los partidos de su calendario, la cantidad más baja desde 1900. La única otra temporada desde 1900 donde los equipos jugaron menos de 120 juegos fue en 1994 (algunos solo llegaron jugar en 112 de sus 117 juegos). La última vez que ningún equipo de MLB jugó más de 100 juegos fue en 1882.